¿Cómo ser funcionario de justicia?

¡Todo lo que necesitas saber para ser funcionario de Justicia!

Te lo explicamos todo de manera rápida y sencilla.

Índice
Reproducir vídeo

Si te estás planteando opositar a la Administración de Justicia sabrás que son varios los cuerpos que la integran, ocupando distintos estamentos en función de los niveles de preparación de sus miembros y de las pruebas que han debido superar los que en su día fueron aspirantes como tú y ahora son funcionarios de carrea.

Pero, para que puedas hacerte una idea general de esta profesión, de la que se ofertan miles de plazas en cada nueva convocatoria, vamos a darte unas pinceladas básicas que te ayudarán a terminar de decidirte a lograr tu plaza.

GRATIS: PACK DEL OPOSITOR

¿Qué es un funcionario de Justicia?

Los funcionarios de la administración de justicia son trabajadores que se encargan de ofrecer apoyo a jueces, magistrados y fiscales en su labor diaria al frente de los juzgados.

Desempeñan sus funciones, por tanto, a lo largo de los juzgados de todo el territorio nacional en las distintas áreas que existen y que se determinan en función de las categorías laborales a las que es posible acceder.

¿Qué tipo de funcionarios de justicia existen?

Así la clasificación general de los funcionarios administración de justicia es:

Cuerpos Generales:

  • Auxilio Judicial.
  • Tramitación Procesal.
  • Gestión Procesal y Administrativa.

Cuerpos Especiales:

  • Ayudantes de Laboratorio.
  • Técnicos Especialistas del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.
  • Facultativos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.
  • Médicos Forenses.

¿QUIERES APROBAR LAS OPOSICIONES DE JUSTICIA?

ELIGE LA MEJOR PREPARACIÓN

Funcionario de Justicia

¿Cuál es el sueldo de un funcionario de justicia?

Si te estás preguntado: cuánto cobra un funcionario de justicia. La respuesta dependerá, una vez más, del cuerpo en el que desarrolles tus funciones.

No obstante, puesto que hablamos de empleados de la administración pública sí podemos adelantarte que, al margen del salario que percibirás a final de mes, disfrutarás de una estabilidad económica que irá creciendo cada año.

Tu nómina contemplará los siguientes conceptos:

  • Salario Base: se establece en función de la categoría a la que pertenezcas. Anualmente podrás comprobar mediante la publicación de los
  • Presupuestos Generales del Estado, el incremento que se realiza sobre dicho importe.
  • Complementos salariales: que podrán ser generales y variables.
sueldo funcionario de justicia

Los primeros, dependerán fundamentalmente del destino donde obtengas la plaza. Estos complementos permitirán que tu salario neto pueda ascender entre los 200€ y 350€.

En cuanto a los variables se otorgarán en función de la dificultad técnica de las tareas encomendadas, la responsabilidad del cargo, penosidad, etc. Algunos de estos complementos pueden llegar a superar los 500€.

  • Guardias: aunque no todos los puestos contemplan las guardias, si llega a ser tu caso y tienes que realizarlas, podrás beneficiarte de un aumento en la nómina que oscilaría entre los 60€ y los 450€.
  • Trienios: también denominado antigüedad. Implicará un incremento de tu salario de, en torno al 5%, por cada tres años de servicio.
  • Pagas extras: serán dos anuales que se sumarán a tu sueldo durante los meses de junio y diciembre.

Si nos centramos en los tres cuerpos más demandados de la Administración de Justicia sus salarios rondarán las siguientes cantidades:

  • Gestor Procesal: 2.000€ al mes.
  • Tramitador Procesal: 1.700€ además de los suplementos que hemos mencionado antes y que detallaremos más adelante.
  • Auxiliar Judicial: 1.500 €, más todos los complementos y pagas.

¿Cuáles son las funciones de un funcionario de justicia?

En términos generales como indicábamos anteriormente el funcionario de justicia se encarga de ofrecer soporte al equipo de magistrados que integran los juzgados.

Las funciones específicas vendrán estipuladas por el nivel de responsabilidad de cada cuerpo. Así, las funciones de un Médico Forense, distarán mucho de las de un Tramitador y estas a su vez de las de un Ayudante de laboratorio y de un Gestor Procesal.

No obstante, centrándonos en los dos grupos de funcionarios que hemos mencionado anteriormente tenemos que:

Los Cuerpos Generales:  desempeñan funciones vinculadas esencialmente al ámbito procesal. Así como tareas administrativas estrechamente relacionadas con las anteriores.

Funcionario de Justicia

En líneas generales y teniendo en cuenta que los grados de estudio que implican aspirar a Auxiliar, Tramitador o Gestor las funciones serían las siguientes:

  • La realización de aquellas tareas que tengan carácter de auxilio a la actividad de los órganos judiciales (para el cuerpo más básico: Auxilio Judicial).
  • Actividades que tengan carácter de apoyo a la gestión procesal, según el nivel de especialización del puesto que se ocupe (esto es propio de los Tramitadores).
  • Participar en la actividad procesal a niveles superiores, y realizar tareas procesales propias (perfil del Gestor Procesal).

Los Cuerpos Especiales: requerirán el desempeño de funciones objeto de una profesión o titulación específica. Hablamos, por ejemplo, de:

  • Desarrollar funciones de apoyo en actividades científicas en el Instituto de Toxicología, por parte de los Ayudantes de Laboratorio.
  • Auxiliar técnicamente en actividades científicas y de investigación por parte de los Técnicos especialistas.
  • Emitir informes y dictámenes, asistir facultativamente a los detenidos o de realizar funciones periciales o de investigación para los Médicos Forenses.

¿Qué ventaja tiene ser funcionario de justicia?

  • Son las oposiciones que más plazas ofertan, junto con los cuerpos de seguridad del estado, en comparación con el resto de cuerpo de la administración española.
  • La periodicidad en la convocatoria de estas plazas también suele ser un aliciente importante para decidirse por ellas. Hablamos de intervalos de 12-18 meses. Plazos más que razonables, si tenemos en cuenta que muchos otros cuerpos se dilatan durante años y años, provocando así el hastío de los aspirantes que acaban abandonando su preparación.
  •  Podrás optar a plazas en tu Comunidad: puesto que la gran mayoría de las comunidades autónomas cuentan con competencias transferidas en materia de justicia, te asegurarás poder seguir residiendo en tu territorio opositando por las plazas que se oferten en ella. Condición que suele ser indispensable para muchos de los aspirantes que se preparan una oposición.
  •  Podrás preparar 2 o 3 cuerpos de forma conjunta: en función de tu titulación, podrás optar a 2 de los cuerpos o incluso a los tres. Lo que propiciará que las posibilidades de lograr una plaza de funcionario se multipliquen.
    Esto es posible por dos razones fundamentales:

que los exámenes de estos cuerpos suelen celebrarse en días distintos. Permitiendo así, al opositor no tener que elegir entre uno u otro.

que el temario es prácticamente idéntico para los cuerpos de Auxilio y Tramitación (es decir que, estudiando un mismo temario, te estarás garantizando la preparación para ambos) y, de cara a Gestión Procesal, lo que hayas estudiado para estos dos cuerpos te valdrán. (Aunque, lógicamente el temario de este último cuerpo es algo más amplio).

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00